Cómo hacer palmeritas bien crujientes

Cómo hacer palmeritas bien crujientes

Tomar una sabrosa y crujiente Palmerita para desayunar o merendar es una opción ideal, no sólo por su delicioso sabor, sino también por su singular textura crujiente.

Lo mejor es que podemos prepararlas fácilmente en casa: una vez que probemos esta receta, se convertirán en nuestras favoritas y más aún si tenemos compañía.

Te recomendamos: Buñuelos Dulces con Harina Leudante ¡Mas ricos y esponjosos con la receta de la abuela!

Podríamos decir que las palmeritas son casi como una tradición familiar; de hecho, muchos de nosotros las comemos desde la infancia.

Podríamos pensar que es difícil preparar esta receta, pero en realidad es bastante sencilla y sólo requiere ingredientes básicos.

Sin más demora, pasemos directamente a la lista de ingredientes y luego a todo el proceso, paso a paso:

Ingredientes para preparar Palmeritas Crujientes

Preparación

1- Para empezar la receta, coloca una hoja de papel de horno sobre una bandeja y espolvorea un poco de azúcar.

2- Estira la masa de hojaldre y espolvorea un poco más de azúcar por encima. Con un rodillo, presiona el azúcar sobre la superficie de la masa.

3- Dobla ambos lados de la masa de hojaldre hacia el centro y espolvoréala con una mezcla de azúcar y canela. Repite este proceso una última vez antes de continuar.

4- Ahora es el momento de cortar el hojaldre en láminas de un centímetro y medio de grosor aproximadamente.

5- Después, colocamos las palmeritas en una bandeja forrada con papel pergamino, espaciándolas ligeramente.

6- A continuación, encendemos el horno a 220°C y, una vez alcanzada esa temperatura, metemos la bandeja durante unos 10 minutos de cocción.

7- Por último, cuando estén doradas y crujientes, las sacamos del horno y las dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Recomendaciones:

  • La temperatura ideal para hacer la masa hojaldrada debe ser bastante alta para que la masa se dore y las capas suban sin dificultad. Si queremos cubrirlas o decorarlas con chocolate fundido, glaseado o sirope, es importante esperar a que se hayan enfriado por completo.
  • La decoración depende totalmente de las preferencias personales, pero si decidimos añadir algo más, deben colocarse sobre una rejilla enfriadora para que circule el aire y conserven su textura crujiente.
  • Cuando guardes las palmeritas, asegúrate de que se mantienen frías y secas en un recipiente hermético que esté limpio y seco. Éste es el mejor método para garantizar que los hojaldres se mantengan frescos durante varios días. Además, se sugiere no combinarlos con otras galletas que contengan azúcar, ya que otros tipos de masa pueden afectar a su conservación y hacer que se empapen.

Deja un comentario